sábado, 20 de diciembre de 2008

Primera entrada, para empezar el experimento


Es curiosa la forma en que nuestros sueños nos dicen muchas cosas, o quizás la forma en que, sin que digan nada, nosotros los hacemos decir todo. Hay muchas formas de interpretarlos, pero en verdad nunca sabremos si interpretamos lo que en verdad decían, si en verdad decían algo. En todo caso, no podemos negar cómo nos sentimos al soñar, estando dentro del sueño. Mi mejor sueño fue también uno de los peores que tuve. La primera parte me inspiró más paz que la que jamás haya sentido y pude apreciar lo más hermoso que pude ver o imaginar (que burdamente intento imitar en el dibujo, sin lograr más que una infinitésima parte), pero después me vi acorralado y sentí unas ansias terribles. Quizás por su dualidad este sueño me es particularmente interesante, es el más bizarro de todos los que tuve, y rara vez tengo sueños que no lo sean. En mis sueños se encuentran las llaves de algunos rincones de mi laberinto, a los que hasta a mi me resulta difícil llegar.

6 comentarios:

APRR dijo...

incluso los sueños en si mismos son eternos laberintos de nuestro inconciente. estoy feliz de que estes aqui desplegandote con tus palabras tan bien ordenadas, me gustan. tus formas son unas de mis favoritas. escribe pronto otra entrada estoy ansiosa.

José Ignacio dijo...

Bueno con lo poco q vimos en psico, los sueños siempre tienen significado, q lástima q no sea siempre concreto y haya q abstraerse, pero después de todo, eso lo hace más interesante no?

Ícaro dijo...

en serio.... q aburrido un sueño no abstracto!!!!

Joseto dijo...

Me gusto eso de que sin que los sueños digan nada nosotros le hacemos decir todo, lo que sea, le inventamos un sentido. Es como la libre asociación de sentido que Luis Buñuel toma del psicoanálisis al momento de hacer sus películas oníricas. O como un tipo hace arte dadá y que luego interpretamos segun nuestra propia conveniencia, inventándole un sentido. Una vez leí un texto sobre las imagenes laberínticas que hablaba un poco del cine y su parecido a los sueños. Un laberinto complejo, una serie de enigmas, a veces simples, a veces complejos, que el espectador debe delucidar. Son hermosos ese tipo de sueño (el cine) porque podemos mostrarselos a los demás, como esas máquinas del futuro en que todos soñamos en algun momento que tiene la carácteriztica de puder grabar los sueños para después reproducirlos... El bosque se abre amigo mío, bienvenido al ciberespacio, viajaré a tu rincón a menudo

Joseto dijo...

...

Ricardo Díaz dijo...

y lo mejor de todo es que cuando aprendemos a interpretarlos, al menos una pequeña parte de ellos nos damos cuenta de que de paso no solamente son interesantes sino que también son puertas para descubrir respuestas a los interrogantes de la vigilia.

se dice que en un solo sueño se puede ver toda la vida que se ha vivido hasta el momento.

ojala tenga mas experiencias de ese tipo porque muy pocos pueden hacerlo, no es un tema que se hable con toda la gente y lo mejor es que aunque no es muy conocido es mejor así pues cuando algo se generaliza pierde su encanto